Publicado el

Como abrigar a los bebes en invierno

Con la llegada tan repentina del frío me he animado a escribir este artículo que considero interesante para los primeros fríos, como para cuando estemos en pleno invierno.

Resulta tan malo abrigar poco a un bebe como abrigarlo en exceso, no hay una manera exacta de poder decir como tenemos que abrigarlos, ya que depende de varios factores, de donde vivimos, de si hace niebla, sol, etc… y sobre todo de cómo sea el bebe si friolero o caluroso.

Los bebes cuando están en el vientre materno siempre están a una temperatura constante de unos 37ºC aproximadamente, cuando nacen la termorregulación no la han desarrollado todavía y hay que ayudarles con la ropa y calor humano para mantenerse en esos 37ºC a los que todavía están acostumbrados, a medida que vayan creciendo van ganando grasa corporal y les es más fácil mantener el calor, normalmente estos problemas de temperatura los tienen hasta los 6 meses.

Esto no quiere decir que tengamos que abrigarlos como si viviésemos en el polo norte, la recomendación que dan los médicos es que les tenemos que poner una capa más de lo que nos ponemos nosotros, por ejemplo, un body, camiseta, chaqueta y abrigo, nosotros no llevamos tanta ropa, generalmente el body es esa prenda de más, pero aún así hay padres que tienen la sensación que sus hijos van a tener frío cuando salen a la calle, y la verdad es que no.

Cuando nosotros salimos a la calle y andamos generamos un calor con el movimiento, que los recién nacidos no generan, porque no saben andar, pero también hay que tener en cuenta que van sentaditos en el carricoche que les protege del aire, y que además llevan un saco o manta que les tapa, lo cual ya es suficiente para que no tengan frió. Según donde vivamos es muy habitual el uso del “plástico de la lluvia”, sobretodo donde vivimos nosotros que tenemos mucha niebla, y con ello humedad que se cala en los huesos, pero ellos al ir dentro de ese plástico no sufren esa humedad, es muy habitual que muchos niños en esos casos tengan exceso de temperatura, porque el plástico les protege mucho del frío.

Los primeros días de vida  les vigilaremos mucho la temperatura, para que no tengan frío o calor, pero no hay que obsesionarse ya que enseguida aprenderemos a saber qué ropa  tenemos que ponerles para que estén a su temperatura adecuada y acorde con el día que haga, y no olvidéis el consejo de una capa más que nosotros, que seguro que os ayudará mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *