Publicado el

Los niños y los peluches inseparables cuando duermen

La gran mayoría de los niños cuando duermen se van a la cama con su peluche o juguete favorito, no tiene que ser ni el más grande, ni el más bonito, sino el que más les gusta a ellos, es el que les hace sentir más seguro y tranquilo a la hora de dormir.

También hay muchos niños que tienen la necesidad de llevarlo a todos los sitios con ellos, a la hora de comer, de jugar o de incluso ir a la calle. Esto sucede porque este peluche o juguete se han convertido en su compañero. A estos tipos de peluches o juguetes se les conoce como “objetos de consuelo” o de “transición”.

Este tipo de peluches resultan muy importantes ya que se apoyan en ellos para superar el desapego de su madre, también hay niño que no necesitan estos tipo de peluches de consuelo, transición o apego, pero la mayoría se apoyan en ellos para convertirse en niños más autónomos e independientes.

El hecho de que los niños duerman con estos peluches les hace sentirse más seguros ante la ausencia de su padre o madre con quien dormían antes, y de esta manera comenzar su camino hacia la autonomía total.

Gracias a todo lo que el niño comparte con este objeto en cuestión, logra formar un fuerte vínculo y termina por considerarlo prácticamente como otro miembro de la familia. Muchos padres se preguntarán si esto es o no una actitud positiva y beneficiosa para el niño: Según los expertos, la relación del niño con su peluche lo ayuda a desarrollar la capacidad para establecer todo tipo de vínculos afectivos, con los demás.

Con el paso del tiempo, y la cultura de nuestra sociedad, nos ha hecho creer que si nuestro hijo/a pasa demasiado tiempo con objetos inanimados, es más débil, tímido e inmaduro, lo cual es totalmente incierto, a través del juego con su pelche mejora sus relaciones sociales y podrá expresar libremente sus pensamientos y emociones. Aunque si es una cosa que tanto nos preocupa podemos hablarlo con un psicólogo y que este último decía realmente si esta siendo positivo o negativo para nuestro hijo/a.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *